EDITORIAL CON RAQUEL MORANTEUncategorized 

POR QUÉ HACER DEPORTE

POR: ESTHELA RAQUEL MORANTE GEORGIS.

Hacer deporte debe ser natural y cotidiano, tres  o cuatro  veces a la semana,  30 o 60 minutos  de ejercicio pueden mejorar la salud y la calidad de vida, siempre y cuando en este nuevo estilo de vida se complemente con buena nutrición,  se excluya el alcohol, tabaco, y  otras clases de drogas.

Es responsabilidad del Estado, motivar la práctica deportiva en todos los niveles y es su obligación evitar publicidad que asocie el deporte con drogas,  así sean lícitas, como la cerveza y otros bebidas alcohólicas,   debe constar en  la legislación vigente.

La práctica deportiva es fundamental para el ser humano, para los más pragmáticos, la mente y el cuerpo son interdependientes, nuestro cuerpo es un maravilloso laboratorio que estimulado positivamente a través del deporte produce sus propias drogas como las endorfinas cuyo efecto en nuestro cuerpo y mente es causar esa sensación de bienestar general, euforia, felicidad, y permite superar el dolor sin las consecuencias tóxicas de la farmacodependencia.

Los beneficios del deporte se  los conocerá mejor,  si se práctica el mismo en forma disciplinada y frecuente, comprenderá mucho más por experiencia propia. Vivimos en una época que se considera deseable ser joven, hacer deporte es una de las mejores alternativas, practicar toda clase de deportes aeróbicos  y/o  anaeróbicos,  ayudan a prevenir enfermedades físicas y mentales, produce energía, belleza, conserva la salud y mejoran la calidad de vida.

El ejercicio a más de los beneficios físicos conocidos proporciona abundante cantidad de oxígeno, aumenta la capacidad respiratoria, elimina la angustia existencial, produce una ampliación de las fronteras de la conciencia, y proporciona una continua paz interior.

Comparto el pensamiento del deportista Jim Colvin: “para mí correr significa practicar una religión que refleja la vida en un microcosmos, que limpia al ser humano en su totalidad cuerpo y alma,   permite una comunicación casi mística con la naturaleza, y todo nuestro ser, el deporte es gratificación y uno tiene momentáneamente motivo  para bendecirse  a sí mismo”.   Personalmente considero: hacer deporte es una forma de orar a través del cuerpo y la mente, por eso se afirma: “mente sana en cuerpo sano”.

 

[Total: 0   Promedio: 0/5]

Related posts

Leave a Comment